El riesgo de autismo aumenta proporcionalmente con la edad de la madre

autismoCientíficos de la University of California, de Davis (Estados Unidos), han descubierto que el riesgo de autismo aumenta proporcionalmente con la edad de la madre, de modo que es mayor en aquellos hijos cuyas madres han dado a luz con más de 40 años, según los resultados de una investigación que aparecen publicados en la revista “Austism Research”.

Para ello, los investigadores analizaron los nacimientos del estado californiano durante la década de los 90, incluyendo registros de 4,9 millones de nuevos bebés entre los que se diagnosticaron 12.159 casos de autismo. Tras analizar la edad de las madres en el momento de dar a luz, comprobaron que el riesgo de que el niño presentase autismo aumentaba un 18% por cada cinco años de diferencia en la edad de la madre.

De este modo, explicó la Dra. Janie Shelton, autora del estudio, el riesgo de una mujer de 40 años es casi un 50% mayor que el de una mujer de 25 a 29 años. Aunque no se conocen las causas de este trastorno, se cree que el desarrollo anormal del cerebro del feto es un factor fundamental en la conducta de estas personas.

Además, este estudio “pone en duda” teorías relacionadas con este trastorno que relacionaban la edad del padre a un mayor riesgo de autismo, indicó la Dra. Shelton. Según su investigación, la edad del padre sólo conlleva un riesgo si la madre es mucho más joven.

“Entre las madres de más de 30 años, la edad del padre no parece tener un impacto en el riesgo de la enfermedad. Sólo contribuye a un aumento en el riesgo cuando el padre es mayor y la madre es menor de 30 años”, aseguró.

Los investigadores no saben con exactitud cuál es la razón del vínculo entre la edad materna y el riesgo de un niño con autismo, pero creen que podría deberse a los niveles de ciertos anticuerpos en el feto.

De hecho, la Dra. Shelton y su equipo realizaron otro estudio en 2008 que concluyó que algunas madres de niños con autismo tienen anticuerpos contra una proteína cerebral del feto, que las madres de otros niños no tienen. Además, la edad avanzada ha sido asociada con un aumento en la producción de estos anticuerpos.

Por ello, el objetivo actual es realizar más investigaciones para saber cuáles son los factores que contribuyen al vínculo entre la edad de los padres y el riesgo de autismo, ya que puede ser “crucial” para entender las causas biológicas de esta enfermedad