Las vacunas frente a la gripe estacional ¿son eficaces en niños?

En cuanto a los estudios de eficacia de la vacunación de la gripe en niños, la revisión sistemática de la Colaboración Cochrane “Vacunas para la prevención de la gripe en niños sanos” es la prueba más sólida disponible para conocer la eficacia (reducción del número de casos confirmado por el laboratorio en el contexto del ensayo clínico) y la efectividad (reducción de los casos sintomáticos tipo gripe en la práctica clínica) de la vacuna antigripal en niños sanos < 16 años, tras el metanálisis de 16 ensayos clínicos y 18 estudios de cohortes:

Metanálisis de los ensayos clínicos:
1.- En los mayores de 2 años:
a) Vacunas antigripales a virus vivos atenuados en comparación con placebo o no intervención: eficacia 82% (IC 95%:71 a 89) y efectividad 33% (IC 95%: 28 a 38)
b) Vacunas antigripales a virus inactivados en comparación con placebo o no intervención: eficacia 59% (IC 95%: 41 a 71) y efectividad 36%(IC 95%: 24 a 46).

2.- En niños menores de 2 años: la eficacia de la vacuna inactivada fue similar al placebo y no es posible constatar datos de efectividad en esta edad.

Metanálisis de los estudios de cohortes: estimaciones menos conservadoras que sugieren que las vacunas inactivadas tiene mayor eficacia (hasta 64%) y efectividad (hasta 56%), más elevada en los mayores de 6 años.

No es posible encontrar datos suficientes para establecer conclusiones firmes sobre la vía de vacunación más adecuada(intramuscular o intranasal)o el número de dosis(una o dos).

Limitaciones de la revisión sistemática: calidad metodológica baja en la mayoría de los estudios; pocos estudios incluidos en cada uno de los análisis ( de 1 a 8); significativa heterogeneidad en relación a pacientes (edad), exposición (tipo de vacunas),variables resultado (definición de los casos de enfermedades tipo gripe) y tiempo de seguimiento (cuanto más largo, mayor probabilidad de identificar casos y reducir la eficacia/efectividad).

– La variabilidad en el diseño de los estudios y en la presentación de los datos fue de tal magnitud que no pudo realizarse el metanálisis de los datos de la medida de resultado de seguridad.

Según estos datos, las vacunas para la gripe son eficaces en niños mayores de dos años, pero existen pocas pruebas disponibles para niños menores de esa edad.

Se constata una diferencia pronunciada entre eficacia y la efectividad de la vacuna. El hecho de que no fuera posible realizar ninguna comparación respecto a la seguridad apoya la necesidad de estandarizar los métodos de recogida y presentación de datos de seguridad en futuros estudios.

En el momento actual, no existen pruebas convincentes (con validez científica sólida y resultados clínicos de interés suficiente) de que las vacunas antigripales en niños puedan reducir la mortalidad, los ingresos hospitalarios, las complicaciones  graves y la transmisión de la gripe en la comunidad.

 

Fuente: Asociación Española de Pediatría (AEP). Grupo de Trabajo de Pediatría Basada en la Evidencia (GT-PBE).